Tue May 07 11:48:00 ART 2013

PALACIO: Restauración de la bandera

Hace algo menos de cincuenta años, un grupo de jóvenes peronistas realizó el Operativo Cóndor.
El 28 de septiembre de 1966, dieciocho jóvenes estudiantes y obreros peronistas asestaron un golpe a la flamante dictadura de Juan Carlos Onganía: secuestraron un avión de línea, lo aterrizaron en las Islas Malvinas y allí izaron siete banderas argentinas que flamearon durante 36 horas como reclamo de soberanía sobre ese territorio.
Una de las siete banderas del Operativo Cóndor fue entregada en custodia a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien la destino a ser exhibida en la H.C.D.N. La bandera fue colocada
en una vitrina en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio para el inicio de las sesiones del período legislativo del año 2013. Pero no fue montada de manera correcta desde el punto de vista museológico entonces se decidió realizar su puesta en valor.
María Pía Tamborini es la restauradora especialista en textiles que está encargada de esta tarea. Lo primero fue elaborar un informe de deterioros que reveló una serie de problemáticas que era necesario corregir. Se observó a simple vista que sobre la bandera estaba adherido y engrampado un documento, que debió ser retirado mecánicamente y que en este momento está en proceso de restauración. La bandera estaba montada sobre un soporte de guata, que tuvo que ser descosido.
Luego de haber realizado la limpieza mecánica con pinceleta suave, se retiraron los frunces y las viejas
restauraciones que provocaban daños en todo el textil.
En este momento, la bandera se encuentra en proceso de corrección de deformaciones. Cuando
esté completamente plana se va a realizar la consolidación de las partes que presentan roturas o tajos. Finalmente, se volverá a montar con los procedimientos museológicos adecuados para los textiles.
En lo que se refiere a textiles, se habla de conservación ya que no se pueden reponer los faltantes de la urdimbre y de la trama como en otros soportes. Ante una faltante, se coloca un soporte por debajo que tiene el mismo color y la misma textura del original, y se cubre con un tul especial de conservación. El propósito de la restauración es permitir la lectura de la pieza en su conjunto. El problema es que si la pieza tiene muchos faltantes, estos distraen la atención y obstaculizan la lectura del objeto en su totalidad.


PALACIO: Restauración de la bandera