Fri Dec 04 14:14:00 ART 2015

Salón de los Pasos Perdidos

El 16 de noviembre comenzaron a desarmarse los andamios que permitieron la restauración integral de este salón, con lo cual se cumplieron los plazos previstos de ejecución.

 La intervención abarcó toda la superficie del salón, se recuperaron los pigmentos originales, se restauraron los escudos de las provincias, se recuperaron los mármoles y fueron embutidos todos los cables por pases invisibles mediante la reformulación de los trazados. Las vigas de hierro que habían estado afectadas por la entrada de agua de lluvia (problema resuelto gracias a la obra de reparación del techo) fueron pasivadas y estabilizadas. La verificación técnica de la estructura reveló que las vigas están en condiciones y soportan actualmente muchísima menos carga de la que están en condiciones de tolerar.
Una vez que sean retirados los andamios, se va a poder observar en los muros un color distinto al que existía antes de la intervención. Antes, se veían tres tonos: un tono en volúmenes, otro en planos y otro tono que era unificador de ambos, trabajado a pincel seco con un color blanco tiza. Los cateos estratigráficos revelaron que estos colores no eran los originales. Actualmente, los muros de Pasos Perdidos recuperaron los colores con los que fue inaugurado, que son dos, solamente, y son mucho más suaves que los que luego se le superpusieron. El aspecto general del salón, por lo tanto, es ahora mucho más ligero y fresco. Detrás del gran óleo del General Roca, que está en el fondo quedan los cateos estratigráficos que confirman la originalidad de estos colores.
El trabajo de intervención de las luminarias de Pasos Perdidos fue más serio, profundo y de mayor envergadura de lo que se esperaba. Las luminarias estaban muy altas y, a la distancia, no se podía apreciar su grado de deterioro. Pero al observarlas de cerca, gracias al andamio, se pudo comprobar que estaban muy afectadas. Algunas tenían el bronce muy debilitado y hubo que soldarlas para consolidar las fisuras y recablearlas, ya que tenían todavía los antiguos cables de hule.
Los mármoles del Salón estaban afectados por las sales y por la humedad ambiente. Gracias a la instalación del sistema Watertec en el Palacio en el año 2013, estos soportes perdieron humedad lo cual facilitó su recuperación. Para su restauración se hicieron consolidaciones, reposiciones de faltantes y retoques de color.


Salón de los Pasos Perdidos